El río Zhayyq o Ural,  a su paso por Atyrau, Kazajstán. Foto: MRohleder*.

Existe un río que tradicionalmente ha sido considerado como parte de la frontera entre Europa y Asia. En Occidente se le conoce como río Ural (Урал), el nombre que le dio Catalina la Grande en 1775. Hasta entonces, se le conocía como río Yaik (Яик). A sus orillas habitaron los Cosacos del Yaik. Tras una rebelión de estos, la zarina, decidida a borrar todo recuerdo del alzamiento, rebautizó el río, y el pueblo rebelde pasó a ser conocido como Cosacos del Ural. En kazajo, el Ural se llama Zhayyq (Жайық), nombre en el que resuenan los ecos de la antigua denominación. La capital de la región se llamaba Yaitsk; y la ciudad también recibió un nuevo nombre: Uralsk.

El Ural/Zhayyq ha desempeñado un papel decisivo en la vida de los habitantes de la región, puesto que la pesca (junto con la ganadería, ya que las tierras de la zona no eran apropiadas para la agricultura) ha sido la principal actividad económica de los cosacos del Ural. De tal manera que el río siempre ha sido ensalzado por la música popular. La canción que presentaremos a continuación es, precisamente, un canto a este río: Ak Zhayyq (Aқ Жайық). Fue compuesta por Shämshi Qaldayaqov (Шәмші Қалдаяқов), compositor kazajo nacido en 1937 y fallecido en 1992. Las intérpretes son Aynur y Gulzhan Shakibayeva, acompañadas por una hermana de ambas.

La siguiente es una versión de la letra en español, a partir de una traducción del kazajo al inglés hecha por un usuario de YouTube:

Mis sueños se centran en ti
cada vez  que siento la brisa proveniente de tus orillas.
Mi corazón se conmueve y te añora,
mi sagrado río Zhayyq, mi orgullo,
mi canción.

Tú eres mi alma, tú eres único
tú eres creación de tus olas,
la sombra de los árboles en tus riberas
me dan el poder para hablar.

Tú eres mi alma, tu inspiras mi canción,
tus imponentes olas fluyen hacia el Caspio,
tus aguas azules inspiran amor,
en el rojo vivo de encendidos amaneceres.

Tu vasta superficie refleja
tu brillante luz interior.
Te veo, mi amado mar,
esparciendo resplandecientes gemas por todo el cielo.

Soy un testigo de tu fiel amistad,
mi alma se ilumina y gracias a tu rostro lleno de estrellas,
mantendré encendido el fuego en mi corazón.

Tu rostro sonriente emite rayos de luz.
Al igual que un pescador desea regresar hacia ti,
añoro verte, mi alma y mi luz.

Qaldayaqov compuso en 1956 la canción Mi Kazajstán (Meniñ QazaqstanımМенің Қазақстаным), con letra de Zhumeken Nazhimedenov. Esta canción, con el texto modificado, fue adoptada en el 2006 como himno nacional de Kazajstán.  Aprovechemos para escucharlo, en una versión subtitulada al inglés. Como ya se habrán imaginado, este bello himno nada tiene que ver con la bufonada que perpetró Sacha Baron Cohen en Borat.

* La fotografía que ilustra este post fue tomada por MRohleder, a quien contacté a través de Panoramio, y quien tuvo la generosidad de autorizarme su reproducción en este post. Vielen Dank.

Tags:

Anuncios